27.12.19

Natural de Osaka

Haruki Murakami, Widener Library

Leo en un digital que el escritor Haruki Murakami acaba de descubrir, por el registro de nacimiento, que no nació en Kyoto, sino en Osaka. Actualmente Murakami está escribiendo una novela corta cuyo protagonista principal será un mono parlante. Mientras esperamos pacientes la traducción de "Shinagawazaru no kokuhakul", dejo un fragmento de otra de sus obras, Kafka en la orilla. 


 –¿Cómo te llamas? –le pregunto. 

 –¿Yo?.

 –Sí. 

 –Sakura –responde ella–. ¿Y tú?.

 –Kafka Tamura –digo yo.

 –Kafka Tamura –repite Sakura–. ¡Qué nombre tan extraño! Es fácil de recordar. 

Asiento. No es fácil convertirse en otra persona. Pero sí tomar un nombre distinto. 

Al bajar del autocar, ella deposita su maleta en el suelo, se sienta encima, saca una libreta del bolsillo de la pequeña mochila que lleva colgada a la espalda y garabatea algo en una página con un bolígrafo. Arranca la hoja y me la da. En ella hay apuntado lo que parece un número de teléfono.

–Es mi número de móvil –dice ella haciendo una mueca–. De momento voy a alojarme en casa de mi amiga, pero si te apetece ver a alguien, llámame. Podemos comer juntos si quieres. No admito cumplidos. Ya sabes, “aun el encuentro más casual…”. Se dice así, ¿no?.

–“…está predestinado” –concluyo.

–Eso, eso –dice ella–. ¿Y qué significa?. 

–La predestinación. Que ni siquiera las cosas más triviales suceden por casualidad.


Kafka en la orilla, Haruki Murakami, Tusquets 2002.