15.12.19

Poema de Shinkichi Takahashi

Shinkichi Takahashi (1901-1987)


RESPLANDOR DE LAS NUBES

Hendiendo el torbellino de lo vivo,
el halcón despliega su recia envergadura
y calmo planea.

Tan alto vuela que no podemos oír sus aleteos.

Surcando el oleaje de lo vivo
avanza, inabarcable la ballena,
expulsa el agua en su asombrado respirar
como si vaciara el fondo del océano.

Su aliento surte como de un cañón,
tan lejos que no podemos verlo.

¿No es lo vivo el resplandor de las nubes,
la energía que abole la luna de acero y deshace las montañas?



En la quietud del mundo, Shinkichi Takahashi, Ed. Pre-Textos 2018.